sábado, 29 de julio de 2017

DÚO DINÁMICO: QUISIERA SER (DEDICADO A HETEPHERES)

EL "TOP-LESS" ERA ESTO; POR ENRIQUE GARCÍA-MÁIQUEZ



Charlando en la orilla, recordamos -el porqué salta a la vista- los tiempos en que El Puerto fue Costa Casta. Coincidieron -¿por casualidad?- con los de su mayor prestigio y predicamento. Transitaba la Transición y sosteníamos entonces un exhibicionismo del pudor exacerbado por la cercanía inquietante de El Cangrejo Rojo y sus francesas revolucionarias. El nuestro fue un candor combativo, que nuestras madres jaleaban.
Ha sido otra batalla perdida. O casi, porque tantas chicas en top-less no hay en la playa, aunque haberlas haylas. Se me ocurrió, por eso, un artículo titulado "Yo no sabía que el top-less era esto". Consistiría en comentar que, tras tanto posicionamiento a favor de las playas familiares, cuando al fin el top-less se ha impuesto, comprobamos que tampoco era tal peligro para la moral y las buenas costumbres, habida cuenta de lo que hay -no hay- que ver… Las figuras más estilizadas y tentadoras siguen siendo, de largo, las que van en bikini o, incluso más, en traje de baño.
Como, tras la idea, he tenido una buena excusa para fijarme mejor, el artículo no lo haré. Cierto que, en un porcentaje elevadísimo, la tesis es correcta; pero existen excepciones. Y nunca hay que dejar que una estadística nos estropee una excepción.
Además, sería un desagradecido. Hace dos veranos mi mujer estaba trabajando y yo había ido solo a la playa con mi hijo pequeño y un libro. Se perdió (el niño). Yo daba vueltas sobre mí mismo, desesperándome. Una chica muy agradable que estaba cerca (y en top-less) me dijo que se había fijado en él, ¡tan mono!, y que lo había visto irse hacia las rocas, y que, venga, que me acompañaba a buscarlo. ¡Qué buena era! Con las prisas no se puso la camiseta. Se trataba, además, de una de esas excepciones excepcionales que digo y nos fuimos andando los dos toda la playa hasta las rocas, muy rápido, y volvímos ya con el niño de la mano los tres la mar de sonrientes. El paseo no pasó desapercibido.
No puedo, por tanto, quitarle atractivo al , aunque me amparen la estadística y mis ganas de epatar con un artículo mundano. Nuestras madres tenían razón y Costa Casta fue el poblado épico de Astérix. Ahora, apenas nos queda mirar para otro lado y dar a los niños, tan interesados, unas explicaciones alambicadas fingiendo naturalidad. La batalla (perdida) de las playas familiares hay que seguir dándola, también como homenaje (carca) al top-less.

JEREZ: SANTA MARTA CIERRA ESTE SÁBADO EL CICLO PROCESIONAL DE ESTE CURSO COFRADE

Jerez Cofrade - Diario digital de la Semana Santa de Jerez

Ayer finalizaron en la Capilla de Santa Marta los cultos en honor a la Santa Hospedera y los cofrades del Miércoles Santo ya preparan la salida procesional que el próximo sábado día 29 de julio clausurará el ciclo de procesiones de gloria del curso cofrade 2016/17 en nuestra ciudad.
Será a partir de las 20’00 horas, cuando la imagen de Santa Marta inicie su recorrido procesional -acompañada por la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Caridad- por el siguiente itinerario: Capilla de Santa Marta, Plaza de San Mateo, Plaza del Mercado, Justicia, Plaza San Juan, Chancillería, Puerta Nueva, Porvera, Plaza Rafael Rivero, Torneria, Eguilaz, Alameda del Banco, Larga, Plaza del Arenal, Consistorio, Plaza de la Yerba, Conde Cañete del Pinar, Plaza Plateros, Chapineria, Carmen, Carpinteria Baja, Plaza Peones, Plaza Belén, Plaza San Lucas, Cabezas, Plaza del Mercado, Plaza de San Mateo y Capilla de Santa Marta (00’00 horas).
Francis Castell

CRISTO, UN AMIGO EXIGENTE

Catholic.net


Jesucristo

El camino para llenarse de Cristo no ha cambiado desde que El apareció sobre la tierra.


Por: P. José Luis Richard | Fuente: Catholic.net 



Eran tres hermanos, buenos amigos de Cristo. Se llamaban Marta, María y Lázaro. En su casa de Betania hospedaban a Jesús siempre que iba o regresaba de Jerusalén y con su amable acogida no pocas veces hicieron olvidar, por un momento, la dureza de corazón de aquella ciudad.

Jesús les correspondió como siempre que encuentra tan buena recepción: desbordó sobre ellos toda su amistad, simpatía y buen humor.

Eran, pues, cuatro buenos amigos.

El Evangelio nos presenta unas páginas de la historia de esta amistad. Un poco desconcertante, quizá, para los que todavía no conocemos con profundidad a Cristo y su original amistad.

Sucede que se enferma Lázaro y sus hermanas mandan un mensajero a Jesús para avisarle. Aquí tenemos una primera prueba de la amistad de Cristo: ellas, que lo conocen tan bien, no dudan en hacerle partícipe de su dolor. Y lo hacen, además, con arte y delicadeza típicamente femeninas: "Señor, tu amigo está enfermo". ¡Qué confianza en Cristo! Conociendo el peligro que correría Jesús si fuese a Betania -los sumos sacerdotes habían puesto precio a su cabeza- no le quieren obligar con una petición abierta. Sólo le manifiestan su necesidad y le reiteran su confianza. Haga lo que haga, saben que Él seguirá siendo su amigo.

Jesús despide al mensajero sin ningún recado y da largas al asunto. El evangelista Juan sale al paso de la duda del lector: "Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro". Sí, pero... "se quedó allí otros dos días". ¡¿Cómo?! ¿Y eso es amistad?!! Jesús mismo es el que responde: "Lázaro, nuestro amigo, ha muerto". ¡Nuestro amigo! ¡Ha muerto! Si fuera auténtico su amor por El, ¿no debería haber impedido que muriese?

Y se dirige a Betania. Una tras otra, las dos hermanas le dan noticia envuelta en el mismo reproche: "Señor, si hubieras estado aquí, no hubiera muerto mi hermano". También nosotros nos acercamos a Cristo muchas veces con nuestra lista de reclamaciones:

Señor, si Tú hubieras estado aquí, no hubiera muerto mi padre tan cruelmente atormentado por ese cáncer.
Señor, si Tú no lo hubieses permitido, mi novio no me hubiera abandonado.
Señor, si Tú hubieras estado aquí, seguramente tendría más éxito en mi carrera, en mi familia, en mis negocios...

"Si hubieras estado aquí..." ¿Por qué permitiste ese suspenso -merecido o no-, esa humillación, esa enfermedad, ese egoísmo, esa debilidad, ese dolor? ¿Y por qué se clava en mi carne y me molesta tanto ese mandamiento tuyo? ¿No eres tú mi amigo? ¿Entonces?

Jesús no nos responde todavía.

Viendo llorar a Marta y a María y a los judíos que estaban a su alrededor, Jesús sollozó y preguntó muy conmovido: ¿Dónde lo habéis puesto? Y volvió a llorar. Los judíos comentaban entre sí: ¡Cómo lo quería! Pero otros: ¿y por qué, entonces, no ha impedido que muera? El que tiene poder para devolver a un ciego la vista, ¿no hubiera sido capaz de impedir la muerte de su amigo?"

¡Claro que sí! Si hubiese querido. Pero su amistad es un tanto especial. No obedece nuestra lógica. Como tampoco siguió nuestra lógica el amor de su Padre, que le fue guiando por caminos poco cómodos hasta la muerte nada honrosa de la cruz, a pesar de ser "su Hijo muy amado, en quien había puesto todas sus complacencias" (Mt 3, 17).

La amistad de Cristo aplica el mismo silogismo que su Padre: a mayor amor, mayor prueba, mayor dolor, mayor sufrimiento. Cuanto más cerca de sí tiene a un alma, le deja tomar, como prueba de amistad y de confianza, mayor parte del madero, la asocia más íntimamente a su obra redentora.

Jesús llora de nuevo ante el sepulcro de Lázaro. No sólo por su amigo, al que va a rescatar de la muerte de un momento a otro, sino también por nosotros. Por cuantos queremos seguirle, sí, pero por otros caminos. Por los que hollamos sus huellas en la arena, pero no entre las piedras y cantos de la vía dolorosa. Por los que convivimos muy contentos con El hasta la fracción del pan y escurrimos el bulto cuando vemos que se proyecta la sombra de la cruz.

Jesús llora. Quizás porque son pocos sus amigos de verdad. Porque quizás son pocos los que han muerto a su egoísmo para que El viva en sus corazones. Y Jesús sólo podrá resucitar a quien antes haya muerto.

"Lázaro, sal fuera". Morir para vivir, perder la vida para recibirla de manos de Cristo. La eterna paradoja del Evangelio... y de la amistad de Cristo.

Y el camino para llenarse de Cristo no ha cambiado desde que El apareció sobre la tierra: a Cristo se le sigue por la abnegación, a Cristo se va por la cruz. No tenemos que inventar cosas raras para llegar a El. Cada uno lleva a su espalda un cúmulo de defectos que lo separan de su doctrina y, en ellos, en la cruz que nos impone el combatirlos, lo alcanzaremos.

EVANGELIO DEL DÍA Y MEDITACIÓN

Logo dominicos

Primera lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 4,7-16:

Queridos hermanos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados. Queridos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él.

Salmo

Sal 33 R/. Bendigo al Señor en todo momento

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha
y lo salva de sus angustias. R/.

El ángel del Señor acampa
en torno a sus fieles y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él. R/.

Todos sus santos, temed al Señor,
porque nada les falta a los que le temen;
los ricos empobrecen y pasan hambre,
los que buscan al Señor no carecen de nada. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Juan 11,19-27

En aquel tiempo, muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.»
Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.»
Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.»
Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?»
Ella le contestó: «Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.»

Reflexión del Evangelio de hoy

Dios es amor

La primera carta de Juan sigue siendo uno de los escritos que más ha fascinado a los creyentes de todos los tiempos, incluso al cristiano de hoy, quien puede encontrar en esta carta algunas claves para dar respuesta a las crisis tanto personales, como comunitarias e incluso ambientales, que éste pueda vivir. El autor quiere invitar a sus oyentes a tomar conciencia de la riqueza de la fe en Jesús y presentarles los auténticos criterios de comunión con él.
Algunos creyentes de aquel tiempo, basaban su fe en Jesús más en el conocimiento que proporciona la inteligencia humana, que en la conversión del corazón a Cristo. El autor va a intentar resolver este problema exponiendo los criterios que van a ayudar a la comunidad a realizar un auténtico discernimiento, tanto personal como comunitario desde la fe y el amor.
La lectura de hoy está incluida en la sección cumbre de esta carta (4,7-5,4). En ella convergen dos ideas fundamentales íntimamente relacionadas que ya hemos señalado: el amor y la fe. Podemos indicar además algunas líneas de estructura del texto que se quedan en la superficie, ante la profundidad del mensaje.
Comenzamos con un principio: Dios es amor (4,7-8), la exhortación con el apelativo cariñoso de “queridos” tiene como contenido la fórmula del amor fraterno y la razón que explica este mandamiento se expresa en primer lugar: porque el amor es de Dios. A continuación viene la antítesis entre el que ama y el que no ama. No hay excusa, el que ama conoce a  Dios y el que no ama no lo ha conocido porque el ser de Dios es Amor.
A continuación el autor fundamenta este principio (4,9-10), el amor de Dios se ha manifestado, se ha hecho visible en la encarnación de su Hijo, Él ha sido el gran don de Dios a la humanidad. De ahí la grandeza de un amor que toma la iniciativa para que el ser humano se sienta liberado de cualquier atadura y viva.
Finalmente una primera consecuencia (4,11-16), El amor mutuo es la primera consecuencia de la comunión con Dios-Amor. Y puesto que a Dios nadie le ha visto nunca, Cristo es el camino de encuentro con Él. El amor a los hermanos es la prueba de que Dios permanece en nosotros, y nos anima a  creer en el amor y ser testigo de él. Como creyentes, ¿Somos testigos del amor de Dios? ¿Lo traducimos en signos de fraternidad y solidaridad con los próximos y los lejanos?

Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano

Estamos en el último signo, el séptimo, de la primera parte del evangelio según San Juan: la resurrección de Lázaro. La lectura de hoy nos presenta el encuentro entre Jesús y Marta una de las dos hermanas de Lázaro, más tarde Jesús se encontrará con María, la otra hermana.
Jesús y Marta
Jesús llega a Betania después de haber sido avisado de la enfermedad de su amigo Lázaro para encontrarse con que ya llevaba cuatro días en la tumba. Muchos judíos, habían ido a dar el pésame a las hermanas y cumplir así con los ritos fúnebres.
Parece que sólo Marta escucha que viene Jesús y sale en su busca, mientras María permanece en la casa. Frente a Marta que se dispone para el encuentro con el Señor, María permanece inmóvil, como ausente, en la casa. Ella saluda a Jesús con las mismas palabras que había utilizado para avisarle sobre la enfermedad de su hermano: “Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano”. Marta va a confesar su fe en él como hacedor de milagros, reconociendo que si Jesús se hubiera apresurado habría curado a su hermano. La razón de esta fe se encuentra en su convicción de que cuanto  Jesús pidiera a Dios, incluso en aquel momento, sucedería.
La fe en la autoridad del Maestro para hacer milagros no llega a la auténtica fe. Marta repite esta forma de entender a Jesús como un rabbí que procede de Dios y hace signos maravillosos porque Dios está con él. La respuesta de Jesús va a corregir su error y le comunica que Lázaro resucitará. Marta interrumpiendo sus palabras, dice a Jesús lo que significa para ella la resurrección: “Sé que resucitará en la resurrección del último día”. Jesús trasciende la limitada expectación escatológica de Marta y se centra en su propia persona como la resurrección y la vida. Él es la resurrección y la vida, y la fe en él es el único camino que lleva a la verdadera vida. Creer en Jesús implica tener vida ahora y siempre.  El creyente, aunque muera físicamente, vivirá.
Jesús concluye su autorevelación preguntándole a Marta con toda claridad: «¿Tú crees esto?. La utilización del pronombre personal “yo” señala lo que Marta ha entendido: tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tiene que venir al mundo.
Hoy celebramos la festividad de Santa Marta y es un momento propicio para preguntarnos: ¿Cómo está nuestra fe en Jesús? ¿Creemos que Él es la resurrección y la Vida? Él es el verdadero y auténtico camino hacia el Padre, esto es lo que Marta descubre de ese amigo siempre cercano y compasivo.
Hna. Carmen Román Martínez O.P.
Congregación de Santo Domingo

miércoles, 26 de julio de 2017

GRAZALEMA EN EL DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO MADOZ DE 1845; POR ESPERANZA CABELLO IZQUIERDO

Tras el parón vacacional del pasado miércoles vuelvo como cada semana con esta serie de artículos publicados en su día en "Raíces de Grazalema" por nuestro siempre recordado y admirado Diego Martínez Salas.

Hoy traigo este tan interesante firmado por Esperanza Cabello Izquierdo y que lleva por título: Grazalema en el diccionario enciclopédico Madoz de 1845.

No tienen esta serie de artículos otra misión que difundir la historia, las vivencias, los casos y las cosas de Grazalema que en gran parte forman parte de su particular historia. Revivir con esta reedición de estos artículos publicados en su día por Diego y su grandioso equipo de colaboradores en ese sitio web tan significativo y tan especial como es "Raíces de Grazalema" que es la gran obra de estos buenos amigos para aportar su granito de arena a la historia de un pueblo tan bonito y tan especial como es este lugar que da nombre a todo un Parque Natural.

Sirva este interesante artículo como nuestro mayor homenaje a nuestro querido y recordado Diego Martínez Salas así como a su viuda, hijos, madre, Familia, amigo, todo el pueblo Grazalema y los grazalemeños.

Recibid todos un abrazo con sabor a eternidad,

Jesús Rodríguez Arias 

raicesdegrazalema.wordpress.com

separador-para-web
Por Esperanza Cabello Izquierdo
.

Hace un par de años hicimos un trabajo sobre los pueblos de la sierra en el Diccionario Enciclopédico Madoz de 1845. Trabajamos sobre el partido judicial, sobre Ubrique, Benaocaz, Benamahoma, El Bosque, Cardela, Algodonales… Pero se nos quedaron varios pueblos en el tintero. Hoy hemos recuperado Grazalema. 

Estos son los datos que sobre Grazalema podemos leer en el diccionario enciclopédico Madoz de 1845:


Datos de la localidad: vecindad con ayuntamiento, cabeza del partido judicial de su nombre en la provincia de Cádiz, (17 3/4 leguas; administración de rentas de Jerez de la Frontera (12), diócesis de Málaga (17 1/2); audiencia territorial y capitanía general  de Sevilla  (16 1/2).

SITUACIÓN: en el camino de Ronda á Cádiz en una ladera peudiente, en lo hondo del extremo de la sierra de su nombre, con libre ventilación y clima sano, aunque algo frío, respecto al general de la provincia. Forman la población unas 2,000 casas de mediana construcción, entre ellas la de la municipalidad, repartidas en diversas calles y una plaza llamada de la Constitución, situada en el centro con 110 pies de long. y 70 de lat., en medio de la cual se ha formado una alameda circunvalada de asientos interpuestos de varias flores y otras plantas aromáticas que hacen el local muy delicioso y recreativo. Tiene 4 escuelas de primeras letras, una de ellas de enseñanza gratuita, á la que concurren ordinariamente 50 niños pobres, cuya dotación al preceptor de 12 reales diarios son pagados del fondo del común; 3 academias de niñas á quienes se instruye en las labores de su sexo después de leer y escribir, y una cátedra de gramática y moral dotada ventajosamente.


Grazalema, calle de Canalejas, en el portfolio fotográfico de Andalucía 

Para el surtido del pueblo hay cinco fuentes de buenas aguas, sitas aquellas en puntos proporcionados. Cuenta una iglesia parroquial de término (Ntra. Sra. de la Encarnación) servida por un cura, dos beneficiados de real presentación en previo concurso, dos tenientes y hasta 35 eclesiásticos con otros varios dependientes. El templo es de construcción gótica y de notable solidez; está dividido en 3 naves bovedadas de 26 varas de elevación, 55 de long. y 24 de lat. El coro colocado en el presbiterio con buena sillería de nogal; el altar mayor en medio con un hermoso tabernáculo que se eleva sobre  columnas los 10 altares con retablos de mas ó menos mérito, forman en todo un conjunto majestuoso y adecuado á la excelsitud del local, en el cual se celebran todos los actos religiosos con la gravedad que requieren y con la suntuosidad que presta el crecido número de eclesiásticos que están á su servicio. 

.

 Grazalema, Iglesia de la Aurora




Al 0. y casi á la salida del pueblo vése otra iglesia muy parecida á la anterior en su figura con un hospicio anejo, perteneciente en otro tiempo á Carmelitas descalzos;  ademas hay 4 ermitas dentro y fuera de la villa, cuyo orden artístico no ofrece cosa notable si se exceptúa la titulada de la Aurora, de figura ovalada á manera de anfiteatro, toda de piedra de sillería, y tan fuerte, que pudo inspirar valor para encerrarse en ella á varias personas, que, hostilizando á los franceses, lograron burlarse de ellos defendiendo a la vez las casas inmediatas. El cementerio situado ventajosamente en nada perjudica á la salud pública.

El TÉRMINO confina al N. con el de Zahara  E. limites de la provincia de Málaga, en cuyo extremo están los de Ronda y Montejaque; S. Villaluenga del Rosario; y 0 . El Bosque; todo él es común á los pueblos de Ubrique, Villaluenga y Benaocaz, por pertenecer los 4 en sen. al duque de Arcos; los pastos se aprovechan indistintamente por sus ganados, especialmente el cerdoso, por la mucha abundancia de bellotas que sus montes producen; riégalo en parte las aguas que bajan del rió del Boyal, las que pasando por las inmediaciones de la villa se aumentan con otras y forman el río Guadalete (Vease), habiendo impulsado antes diferentes batanes y molinos harineros por toda esta tierra, se ven diseminados unos 30 lagares, cuyos edificios mas bien ofrecen la idea de una bonita quinta ó casa de recreo que no el de establecimientos de especulación.


 Grazalema, el Peñón Grande

El TÉRMINO en su mayor parte es montuoso, entrecortado de sierra y pedregoso, y ciertamente nada produciría sin la constante laboriosidad de sus vecinos que de continuo lo trabajan y mejoran; en cambio abundan las encinas, algarrobos, monte bajo y pastos que se aprovechan en nulidad de los ganados.

Los CAMINOS conducen á Ronda, Cádiz, Sevilla y pueblos de la sierra; su estado fácil es comprender teniendo en cuenta la naturaleza del país. 

La CORRESPONDENCIA se recibe de la administración de Ronda 3 veces en la semana, traída por balijero.

INDUSTRIA: es ciertamente la villa de que nos ocupamos uno de los pueblos mas manufactureros de la provincia; su veciudad, casi todos se ocupan en la elaboración de paños de la clase de los diez y seis y diez y óchenos, bayetas, y ceñidores, consumiendo unas 30,000 alpacas de lana en el tejido de estas manufacturas , ascendiendo anualmente el número de piezas de paño á 4,060 y á 2,500 las de bayeta de color pajizo y de castaña; hay otras fábricas con máquinas de cardar, hilar y tundir; diferentes de tintes; varios batanes; dos calderas de jabón; una de curtidos y otra de cordobán, en cuyos artefactos se ocupan unas 4,000 personas.

COMERCIO: exportación de todos los géneros que se elaboran para Cádiz, Sevilla, diferentes puntos de Andalucía y otras provincias; é importación de cereales y otros diversos artículos de comer. 


Grazalema, Virgen del Carmen

PRODUCCIÓN:  trigo, cebada, garbanzos y otras semillas aunque en pequeña cantidad; en las huertas se crían hortalizas y sabrosas frutas; en 3 pagos de viñas se recolecta mucha uva con la que se hace bastante vino; hay ganado lanar, vacuno, yeguar, pero en mayor número cerdoso, y caza de conejos y perdices.

POBLACIÓN:  1,850 vecindad, 8,888 almas.

RIQUEZA IMPONIBLE: 156, 873 reales.

El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á 65,000 reales, los cuales se cubren con el producto de los arrendamientos de monte de encina y tierras de labor que importan igual cantidad.

.
Grazalema, altar del Sagrario
Imagen del Portfolio Fotográfico de Andalucía, 1914
.

ANTONIO MACHÍN: MIRA QUE ERES LINDA