lunes, 23 de abril de 2018

* GLORIA BENDITA





Este lunes he querido escribir en "Información San Fernando" de este Tiempo Pascual, donde nos gloriamos con Cristo en su Resurrección que también es la nuestra.

Hay cofrades que sienten tristeza en la Resurrección porque en verdad son cofrades sin Cristo...

He querido dar mi punto de vista sobre este Tiempo de Gloria que para mí, para los que creemos en Jesús, es GLORIA BENDITA.

Jesús Rodríguez Arias 





GLORIA BENDITA



Tiempo de Gloria en el que vivimos de forma gozosa la mejor de las noticias posibles, la Resurrección de Cristo. Tiempo de Glorias que ya tiene imagen con una preciosa fotografía de mi siempre querido hermano en la Fe Sergio Gutiérrez Blanco y tiene un itinerario conformado con las impecables palabras de nuestro Pregonero José Luis Cordero Baro. Tiempos de Glorias donde nuestras Hermandades lucirán especialmente llamando a todos a vivir la Fe de forma alegre, a vivir la devoción con esa clase de Esperanza que hace que veamos todo de distinta manera, con un color más intenso, más vital, más vivo…

Los cofrades que se quedan en el Viernes Santo y se entristecen con la Resurrección son cofrades sin Cristo. Es verdad que termina la Semana Santa que es vivir la Pasión de forma apasionada pero no podemos quedarnos en la muerte cuando Jesús ha Resucitado por todos y cada uno de nosotros. La muerte no es el final, nosotros no creemos en la muerte como triste y oscuro fin sino en la Vida y para lograrla estamos aquí. Sin Resurrección no hubiera habido Semana Santa ni nada de nada.

Reconozco que desde hace mucho soy un cristiano de Gloria que ama sin fisuras, sin límites y con total entrega a Jesús que supo darnos su Palabra, supo entregarse hasta morir en la Cruz martirizado, instauró la Eucaristía para permanecer por siempre con todos nosotros, Resucitó y no ofreció la Vida Eterna a cambio de su vida. Reconozco que como enamorado de Cristo vivo la Fe en modo de inmensa Alegría y esa es la que quiero transmitir, la que quiero hacer llegar a todos los confines de la tierra, a la que me entrego sin descanso.

Y ese vivir la Gloria que es paso definitivo a vivir en la Gloria junto a Dios cuando Él lo disponga me lo ha enseñado con palabras y testimonio mi mujer. A Hetepheres le debo lo que significa ver con otros ojos la Alegría de la Fe y aunque ella misma no se lo pueda creer me ha enseñado, lo hace a cada instante, que en la Resurrección se vive mejor.

Por eso mismo os invito a vivir este Tiempo Pascual, estos cincuenta días, con esa predisposición, con ese gozo interno, con espíritu alegre, con entrega total a las cosas de Dios que en verdad son las cosas nuestras, de todos los demás. Con la muerte se sufre un desgarro anímico y sería mentira ocultarlo, se sufre, se llora, porque el vacío de no ver a la  persona querida es mucho pero los que tenemos el privilegio de tener Fe, por mínima que sea, sabemos que nuestro mundo no es este mundo, que somos ciudadanos del Cielo allá donde esté, que un día seremos felices en plenitud, que un día estaremos junto a Jesús por tiempo sin fin, que un día viviremos con Dios al cien por cien.

Sí, Gloria Bendita es lo que tenemos porque lo nuestro es vivir en la Bendita Gloria.


Jesús Rodríguez Arias

ALBERTO CORTEZ: NO SOY DE AQUÍ, NI SOY DE ALLÁ...

ESA FILOXER, OÉ; POR ENRIQUE GARCÍA-MÁIQUEZ



El Ayuntamiento de Jerez da un premio a la promoción de la mujer, según los cánones actuales, esto es, según los muy rígidos del feminismo de género. El premio se llama "Racimo". El mismo jurado otorga un contra-premio, llamado "Filoxera", nombre de plaga, nada menos, para recriminar públicamente a quien menos haya hecho por la mujer, según esos mismos cánones, convertidos en cañones. Este año la filoxera les ha salido fiera.
Dieron el contra-premio a Antonia Alba, abogada de Conil y líder del Movimiento Femenino por la Igualdad Real. Venía siendo habitual que los "agraciados" con la filoxera hicieran mutis por el foro, dando lugar al cachondeíto de los organizadores de "Ah, no vino a recogerlo, ji, ji…". Pero Antonia Alba se plantó allí a por su filoxera.
Como si no bastase su gesto valiente y rompedor, el discurso además no tuvo desperdicio. Como buena abogada, empezó cuestionándose la licitud de un premio dado con dinero público para denigrar a una persona o a un colectivo. Luego explicó por qué ni ella ni su movimiento están contra la mujer, sino contra cualquier tipo de discriminación negativa, positiva o neutra. Exigen el trato igual sin diferencias de género, entre otras cosas, porque, además de más justo, es más operativo. Las denuncias falsas por violencia de género colapsan los juzgados y, por tanto, dejan indefensas a las verdaderas maltratadas.
Hay que reconocer que el concejal Paco Camas, por el que tengo aprecio personal, y la teniente de alcalde oyeron el inesperado discurso con recobrada dignidad y una muy institucional cara de circunstancias. El valor y la coherencia de Antonia Alba les había (de rebote) regalado la posibilidad de ponerse a la altura de sus cargos, y la aprovecharon. Enhorabuena.
Como hay que ser constructivos, quizá también les haya regalado una salida a la difícil situación en la que quedan ahora estos premios. ¿Serán capaces de seguir dando el dichoso premio "Filoxera"? No me extrañaría que, emulando el gesto de Antonia Alba, que se ha hecho viral, todos los años se presente el contra-premiado a contraprogramarles la gracia. La mejor salida sería reconvertirlo en un premio a feminismos distintos del de género oficial, para el que tienen el "Racimo", y propiciar, quizá, un espacio de diálogo honesto entre las diversas defensas de la mujer. Como sigan entregándolo en esa línea denigratoria, la filoxera va a hacerles mucho daño.

JOSÉ JAVIER ESPARZA HABLA

Religión en Libertad

«Necesitamos una, dos, cien Covadongas, multiplicar las voces críticas con el poder», pide Esparza
Pedro J. Ginés

El sábado 21 de abril se celebró en Talavera de la Reina, en el colegio Orden de Nª Señora, el Encuentro de 10º Aniversario de ReligiónEnLibertad, en el que participaron redactores, blogueros, articulistas y patronos de la Fundación Nueva Evangelización, responsable de nuestro diario digital. 

El orador invitado al encuentro fue el popular periodista y escritor José Javier Esparza que elaboró una exposición organizada en dos partes:

- Qué está pasando (en España y el mundo, con la fe, los valores y la sociedad)
- Qué debemos hacer (los cristianos y la gente que cree en la virtud y el bien)

Resumimos algunas de las ideas principales:

¿Qué está pasando?  
1 - Lo que antes llamábamos izquierda y derecha ahora son lo mismo, piensan lo mismo y hacen lo mismo; en España aún tienen algún desacuerdo respecto a temas de historia, pero son indistinguibles en valores, temas de ética, familia, vida...

2 - En España y Occidente se permite cierto folclor religioso y sus manifestaciones, pero por lo general el poder trabaja para ocultar la religión y la pregunta religiosa

3 - Mayo del 68 (la modernidad, la revolución) ha ganado, y como ya lo tiene conseguido casi todo, perderá su impulso y morirá. ¿Qué le sustituirá?

4 - Por primera vez, hay en la historia una civilización que proclama que sólo la técnica y su eficacia dan sentido y dan respuestas, y que niega todo valor a la religión; y esta civilización es la actual y hegemónica en Occidente.

5- De reaccionar contra la autoridad religiosa (Renacimiento), contra la autoridad de los clásicos (Ilustración) y contra la autoridad política tradicional (Revolución Francesa) hemos pasado a reaccionar contra uno mismo, en el individualismo extremo de la Ideología de Género, donde cada uno impone si se le ha de considerar hombre o mujer por su mera decisión. Es un individualismo extremo.

6- Este individualismo "hasta la locura" lo aprueba y fomenta el capitalismo y el espíritu burgués actual. Cuando decimos que ha triunfado Mayo del 68 decimos que ha triunfado una mezcla de capitalismo sin límite y pensamiento "progre" radical. "El mundo 'single', los individuos que están solos, consumen más que el mundo familiar, con su lógica de contención y austeridad".

7 - Para consumir más, hay que acabar con las trabas morales y fomentar el consumismo hedonista; hundir la familia forma parte de eso. Que haya menos niños también lo encauza. Lo siguiente será "tratar con el exceso de viejos". 

8 - Para camuflar el desastre (poblacional, económico, familiar y humano) hay que distraer a la gente con entretenimiento infinito y barato; Internet ha sido muy útil para eso.

9 - Los descontentos deberían (deberíamos) protestar al poder... pero ya no sabemos quién es el poder, dónde está ni a quién protestar. Ya casi no tienen poder los políticos. Las cosas grandes las decide gente que nadie vota. 

10- El Apocalipsis ya está aquí, y no consiste en que un ángel toque una trompeta y todos lo vean; más bien, consiste en que todo se cae, todo se deshace, mientras la gente está distraída enganchada a su ordenador. 


Álex Rosal, director de ReligionEnLibertad, presentó a José Javier Esparza ante los asistentes al encuentro de celebración por los 10 Años de ReL

¿Qué debemos hacer? 
1- "Necesitamos una, dos, cien Covadongas", dijo Esparza, aprovechando que el santuario asturiano celebra su Jubileo. "Hay que multiplicar las voces críticas". Pueden ser asociaciones, pueden ser autores, pueden ser colegios...

2- Internet, la red, permite suscitar esas voces, esas "Covadongas" contra el poder que parece hegemónico. Por desgracia, Internet no da dinero. Hay que apoyar esas voces con financiación, recursos, ánimos...

3- Sí vale la pena insistir en Internet: "las redes a menudo son más reales que la llamada política real", insistió Esparza. 

4- Los cristianos y las personas que creen en los valores del bien común deben organizarse, protestar y "lograr que el poder te tema". "Si el poder no te teme es que eres irrelevante. Si el poder no te teme, estás perdido". 

5- Actuar significa cambiar de mentalidad para muchos. "Hay que dejar de pensar que somos 'gente de orden'; el orden ya no es lo que era en la época de tus abuelo. Hoy el orden es que con tus impuestos pagan el Orgullo Gay mientras cierran viviendas sociales". 

6- ¿Qué aconseja a quien quiera escribir, filmar, argumentar contra ese poder hegemónico? "Que tus argumentos sean mejores que los del contricante", exhortó a un joven redactor de ReL que le preguntó. "E intenta entender los argumentos del contrincante: ¿por qué los usa?". 

7- La respuesta debe tener una triple dimensión: la religiosa, la identitaria (la patria, la historia) y la comunitaria (comunidades vivas, reales). "Hay que dar vida a estos tres campos". 

8- La defensa cristiana de la sociedad ha de entender que una sociedad cristiana no es solo la que "hace misa": es la que defiende los derechos humanos, el prójimo, la razón...

9- A quien no ve la importancia de la religión, hay que explicarle que lo religioso forma parte del hombre, que si se reprime se generará una neurosis, también a nivel social; la religión es socialmente necesaria, y la más racional es el cristianismo, que durante 2.000 años ha hecho filosofía y ha trabajado por los hombres.

10- Todo eso debe servir para limitar el poder, y no solo el de los políticos, que ya no mandan mucho, sino también el económico, el mediático... hoy son cosas que van juntas. 

Puede ayudar a que ReL siga siendo "una Covadonga" en Internet haciendo clic aquí

LA COMUNIÓN ESPIRITUAL, UNA ORACIÓN QUE DIO LA VUELTA AL MUNDO




San Josemaría aprendió una oración -la “comunión espiritual”- de labios del Padre Manuel Laborda. Pero, ¿cuál es el origen de esa plegaria? El autor de este artículo la encontró “casualmente” en las páginas de un antiguo catecismo.
BIBLIOGRAFÍA Y ENSAYOS
Opus Dei - La comunión espiritual, una oración que dio la vuelta al mundoEl fundador del Opus Dei aprendió la “comunión espiritual” gracias al Padre Manuel Laborda.
• La Comunión espiritual de San Josemaría. ¿Quién fue el autor? (Descarga en PDF este artículo de la Biblioteca Virtual Josemaría Escrivá de Balaguer y Opus Dei)
*****
Sabía que el fundador del Opus Dei aprendió la “comunión espiritual” de labios del Padre Manuel Laborda, natural de Borja, en Zaragoza, y profesor en Barbastro. Pero, ¿cuál es el origen de esta joya de la piedad eucarística? ¿La rezaban en el colegio o la compuso el religioso? Pues bien, aunque yo no buscaba la procedencia de esta oración, la encontré, y el hallazgo fue verdaderamente providencial.
Recordatorio de la Primera Comunión de san Josemaría Escrivá.Recordatorio de la Primera Comunión de san Josemaría Escrivá.

La página 308 de un antiguo catecismo
Estaba realizando una investigación para publicar un artículo sobre la Virgen en Scripta de Maria, la revista del Instituto Mariológico de Torreciudad, cuando me vino al recuerdo el catecismo que estudié en la parroquia de mi pueblo, para preparar la Primera Comunión: el famoso Catecismo del Padre Ramo, como se decía. Pensé que tal vez sería el que habría estudiado nuestro Padre de pequeño en el colegio de Barbastro.
Pregunté a la biblioteca de la Universidad de Navarra. Tenían un ejemplar que, pasado un tiempo, me enviaron digitalizado. Por su estado de conservación, se lee con alguna dificultad.
Por si acaso, mientras tanto, hice gestiones en el colegio de los Escolapios de Alcañiz, donde el autor había sido rector. Me sugirieron dirigirme a los Escolapios de Zaragoza, donde conseguí una copia del llamado catecismo mayor: Explicación de la Doctrina Cristiana. Según el método con que la enseñan los Padres de las Escuelas Pías. Dispuesta en forma de Diálogo entre Maestro y Discípulo. Por el P. Cayetano de S. Juan Bautista, Sacerdote de dichas Escuelas Pías. Está editado en Pamplona en el año 1800 y tiene 357 páginas. Lo fui leyendo poco a poco, y cuál sería mi sorpresa cuando di con el siguiente texto, en la página 308, donde el autor invita a avivar el deseo de recibir a Cristo, explicando también cómo hacerlo: Yo quisiera Señor, y Dios mío, recibiros con aquella pureza, humildad, y amor con que os recibió vuestra Santísima Madre, y con el fervor, y espíritu de los Santos.
Me vino al recuerdo el catecismo que estudié en la parroquia de mi pueblo, para preparar la Primera Comunión: el famoso Catecismo del Padre Ramo, como se decía. Pensé que tal vez sería el que habría estudiado san Josemaría de pequeño en el colegio de Barbastro.Me vino al recuerdo el catecismo que estudié en la parroquia de mi pueblo, para preparar la Primera Comunión: el famoso Catecismo del Padre Ramo, como se decía. Pensé que tal vez sería el que habría estudiado san Josemaría de pequeño en el colegio de Barbastro.

Tal vez aquella respuesta del catecismo, a fuerza de enseñarla y repetirla, se había convertido, con ligeras variantes, en oración; o tal vez fue el mismo Padre Laborda quien la acuñó. En cualquier caso, estaba presente en el patrimonio de piedad de los Escolapios, que aquel buen religioso transmitió a San Josemaría. Si el origen de la fórmula hay que atribuirlo al Padre Cayetano de San Juan Bautista, o este la tomó de otro autor anterior, también es un tema que habrá que investigar...
Puesto que la fotocopia con la que trabajé no era de grandísima calidad –las manchas oscuras en algunos lugares dificultaban que el escáner discerniera el texto–, pensé que lo mejor era copiarlo en el ordenador. Es lo que he hecho. El proceso ha sido laborioso y bastante largo, casi dos años, hasta conseguir la reconstrucción de ese viejo catecismo. He copiado, ordenado y maquetado el librito con el ordenador, conservando casi idéntica su fisonomía.
El catecismo: fuente de claridad de ideas
Posteriormente, escribí al prelado del Opus Dei, comunicándole el hallazgo. También pensé que le haría ilusión tener el texto completo del libro, y se lo envié. Recuerdo que el fundador del Opus Dei, en momentos de confusión en la vida de la Iglesia, nos recomendaba acudir a las fuentes seguras, a estos viejos catecismos llenos de doctrina y de piedad: La Iglesia de Dios y los sacerdotes de Dios, desde hace veinte siglos, predicamos lo mismo (...). Porque –me gusta mucho decirlo- la religión no la hemos hecho los hombres por alzada de mano, por votación... ¡Coged los catecismos viejos! Hijas mías, hijos míos: ¡son tesoros de maravilla! ¡No los tiréis!, ¡leed! (...) y leed con calma para conservar la fe de vuestros hijos.
También ahora existe un gran instrumento para profundizar y dar a conocer la fe: el Catecismo de la Iglesia Católica y su Compendio, como expresión de la perenne fe de la Iglesia.
Sin yo pretenderlo, sin saber cómo, la Providencia ha ido encaminando mis pasos hasta llegar a este feliz descubrimiento, gracias a Dios. ¡Seguro que san Josemaría ha tenido algo que ver!
*****
Don Jesús Sancho Bielsa es sacerdote de la diócesis de Teruel (España) y doctor en Teología. Ha sido catedrático de Griego y de Teología Dogmática en el seminario Mayor de Teruel; y profesor de Teología de los Sacramentos en la Universidad de Navarra.
Artículo publicado originalmente en 2012.

EL ARTE ITALIANO DEL SIGLO XX EN LOS SANTUARIOS DE TIERRA SANTA




Los Museos Vaticanos sirvieron de marco 19 de abril para la presentación del libro Artistas italianos en Tierra Santa. Pintores, escultores y artistas que trabajaron en los santuarios de Antonio Barluzzi (1914-1955), realizado por Bruno Mantura con Anna Maria Damigella y Gian Maria Secco Suardo (Serie de Estudios y Documentación, Ediciones Museos Vaticanos, 2017).
En la primera mitad del siglo pasado, numerosos artistas italianos llevaron su arte y su profesionalidad a los santuarios cristianos de Tierra Santa. Este libro documenta ampliamente la obra que, bajo la hábil dirección del ingeniero Antonio Barluzzi, se convirtió en un testimonio del ferviente deseo de renovación cultural y religiosa.

Una larga y compleja investigación de archivo ha permitido reconstruir con rigor esta empresa íntegramente italiana, a menudo mediante la recuperación de material inédito y que hasta hoy estaba disperso. Con el trasfondo de la “dirección” de Barluzzi e indagando sobre las peculiaridades creativas de cada artista – entre ellos Mario Barberis, Luigi Trifoglio, Giulio Aristide, Sartorio, Biagio Biagetti, Duilio Cambellotti y muchos otros – el libro analiza las arquitecturas, pinturas, esculturas y distintas decoraciones de los lugares de culto, así como las obras de restauración: desde la basílica de la Trasfiguración en el Monte Tabor a la iglesia de la Agonía en Getsemaní, hasta el santuario de la Flagelación en Jerusalén.
Se incluyen también las biografías de los artistas y otros detalles interesantes: el estudio sobre la obra de Antonio Barluzzi, los acontecimientos históricos en Palestina desde el imperio Otomano hasta la constitución del Estado de Israel y, por último, la biografía del ecléctico ingeniero.

Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos, abrió los discursos y destacó el especial carisma de Antonio Barluzzi, terciario franciscano que estuvo muchas veces tentado a tomar los votos: «Barluzzi era un hombre extraordinario, primero hombre de fe y luego arquitecto, que dedicó su vida a la construcción de muchas iglesias y a la restauración de los santos lugares. Consiguió implicar a muchos artistas importantes exportando el arte italiano de aquellos años, artistas que tenían una reflexión profunda sobre lo sagrado».
El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, recordó el horizonte temporal en que se enmarca la presentación del volumen: el final de la conmemoración de los ocho siglos de presencia franciscana en Tierra Santa y el aniversario de la fecha, en 1209, del octavo centenario de la llegada de San Francisco de Asís a Tierra Santa. «La relación entre la Custodia y Barluzzi se inserta dentro de la historia de descubrimiento, recuperación y restauración de muchos santuarios por parte de la Custodia. Este arquitecto católico, ferviente terciario franciscano siempre tentado por el claustro, era un profesional de eficiencia extraordinaria y excelente organización».

Entre 1912 y 1955 Barluzzi proyecta y restaura 24 iglesias y hospitales. «Valoro mucho el recuerdo de la basílica de Getsemaní, llamada de las Naciones porque reunió a las naciones que se enfrentaron [en la Primera Guerra Mundial]», recordó el Custodio que, a continuación, concluyó: «Antes de Barluzzi, los proyectistas se inspiraban en formas neogóticas. Barluzzi no quería repetir palabras ya dichas. Era un verdadero creyente dotado de espíritu religioso. Dedicado toda su vida a una visión austera, quiso traducir su fe profunda en una arquitectura capaz de involucrar a los fieles». Por eso todos los nuevos santuarios nacieron con un doble significado: servir como llamada específica a la vida de Cristo, predisponiendo a la apertura del corazón. La basílica de Getsemaní tiene un ambiente que, en cierto modo, recrea la noche, mientras que la de la Transfiguración está pensada como fuente de luz porque el Monte Tabor, sobre el que se eleva, es experiencia luminosa.

Tras la intervención de Matteo Lafranconi, director de los Establos del Quirinal, siguió la clausura de Micol Forti, conservadora de la Colección de Arte Contemporáneo de los Museos Vaticanos, que se refirió al profundo vínculo entre Barluzzi y el destino litúrgico de las obras que estaba construyendo y destacó la relación de Barluzzi con el entorno de Tierra Santa, especial y vinculante. «Esta relación – subrayó la doctora Forti – no es ya entre tradición e innovación, sino que proviene de la comprensión profunda del mensaje que guardan estos lugares».

Antonello Sacchi - Terrasanta.net

"¿DAR LA TABARRA? NOSOTROS EMPEZAMOS Y DIOS TERMINA".




Entre su Bautismo y su Primera Comunión pasaron 50 años, pero está recuperando el tiempo a pasos agigantados. Hoy, a sus 55 años, Cristina habla de Dios a los demás porque «es lo más natural. Cristo está vivo, y me da pena que la gente no conozca lo más grande que hay en el mundo»
¿Cómo comienza tu relación con el Señor?
A mí me bautizaron de pequeña, pero poco más. He crecido sabiendo que Dios existe pero no sabía cómo es ni quién es. Lo veía como algo muy lejano. Hay mucha gente que vive de esta manera… Pasaron muchos años y yo no pensaba mucho en ello, pero siempre he tenido dentro el deseo de hacer la Primera Comunión, porque de pequeña no la hice.
¿Cuándo lo conseguiste?
A través de muchas vueltas. A mí me declararon leucemia, y mi hermana y mi cuñado, que conocían a las dominicas de Lerma, las monjas del Reto del amor, les pidieron que rezaran por mí.
Eso es mucho enchufe… [risas]
Sí, pero yo no me sentía digna. ¡Ni siquiera había hecho la Primera Comunión! Pensaba que no me merecía que unas monjas rezaran por mí, y además sin conocerme de nada. No obstante tenía que ir para darles las gracias.
Y cuándo llegaste…
Recuerdo de forma muy especial cuando estuve en la capilla del Convento, mientras la comunidad rezaba vísperas, y algo me tocó mucho. «¿Aquí qué está pasando?», pensé. Cuando hablé con ellas me dijeron que me ayudarían a prepararme para la Primera Comunión. Sor Aroa empezó a mandarme emails en los que me hablaba de Jesús, de la Virgen, del amor, de volver a ser niña para dejarme querer… Una de las primeras tareas que me puso fue ir a un sagrario y pedirle a Jesús que me hablara de alguna manera. ¡Y yo no sabía ni lo que era un sagrario!
¿Fuiste?
Sí, y allí dije: «Aquí estoy, porque me me han dicho que venga. Si estás ahí, dime algo». Ese día no pasó nada, pero después empecé a comprender poco a poco que Jesús estaba vivo y junto a mí. En Misa lloraba mucho porque no podía comulgar todavía, pero tras unos seis meses, la Virgen me regaló ir a Lourdes. Al irme, sor Aroa me dijo que estaba preparada, y que adelante, así que me confesé y recibí al Señor. Fue maravilloso.
Todo eso que estabas viviendo, ¿te lo quedabas para ti?
No. Empecé a compartirlo de alguna manera con todo el mundo. Cuando la gente me contaba sus cosas, les decía que iba a rezar por ellos. Con quien tenía alguna conversación más profunda, le decía que Cristo está vivo. Regalaba rosarios, también a gente que conocía en la calle, según me lo iba poniendo el Señor en el corazón.
¿Y desde entonces?
Hablo de Jesús y de la Virgen a mis sobrinas, a mi familia, a mis amistades, a mis clientes y a mis alumnos. Cuando me cuentan un problema o una situación les digo que voy a rezar y lo agradecen. Intento hacer comprender a todos que el Señor los quiere, que es bueno confiar, sobre todo en los momentos difíciles. También mando el Reto a personas a las que pienso que les puede servir. Por las noches, desde hace cinco años, escribo una muy pequeña reflexión siempre relacionada con Cristo y con la Virgen; la llamo main minute y la mando a las personas que me pone en el corazón. También he formado un pequeño grupo de oración que llamo Betania.
¿Qué es evangelizar para ti?
Es nuestra misión. Me da pena que la gente no conozca lo más grande del mundo. Hay que hacer lo que se puede, cada uno en su lugar y sin esconder nuestra fe. Cuando sientes una enorme alegría por tu relación con Cristo, entonces no puedes más que desear que los demás le conozcan. No se trata de dar la tabarra ni de imponer nada, porque ser pesado no da fruto. Tú enseñas una luz, y a partir de ahí, si interesa, pues bien. Nosotros empezamos y Cristo termina. Él tiene que hacer su trabajo. A veces, decir: «Oye, voy a rezar por ti» ya es suficiente.
Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo